4-4-2 análisis parte 3

Sampaoli encontró en el 4-4-2 (4-3-1-2 si nos ponemos quisquillosos) la mejor versión de Chile. Dejó de lado el paradigma bielsista de los tres arriba y paró un equipo cuya potencialidad era la posesión del balón a través del rombo y la ruptura rápida hacia la orilla de los dos puntas asociándose con los laterales. Sin duda la principal característica de este esquema es que puso en delantera a dos jugadores que bastante se alejan de la idea del “9” rocoso ideal para el 4-4-2. Compensó la falta de presencia en la orilla (debido a que los 4 medios eran de posesión) con la ruptura de los puntas hacia la banda y compensó la falta de presencia en el área (debido a dichas rupturas) con la paciencia para ir y venir con el balón y las constantes escapadas de Vidal principalmente. Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.

Hay un mundo en cada 4-4-2. Los matices y la competitividad dependerán del toque que de cada entrenador le dé y porsupuesto la capacidad de los jugadores que se dispongan. Sampaoli sin haber tenido como únicos delanteros competitivos a Vargas y Sanchez, hombres más asociados a la velocidad que a la presencia, probablemente hubiese explorado otros esquemas antes que devenir su bielsismo en un esquema “conservador”.
Tan sencillo como que un 4-4-2 es el camino más corto hacia una hoja de ruta simple y precisa para cada futbolista. Reducida la exigencia que cada jugador tiene sobre sí en lo relacionado con la táctica, el espacio que cada uno tendrá para desenvolver su juego –siempre dentro de este tablero que el entrenador sintetiza, y salvando excepciones como la figura del mediapunta al que se permite ser más anárquico– va a terminar siendo mayor por pura liberación mental.
La simpleza del sistema hace que sea (también) el más fácil de enseñar a niños.
Así, lo que es más fácil, rápido, seguro de implementar para un entrenador con profesionales se refuerza por ser el modelo en el que esos mismos profesionales han sido socializados.
Cuántas canteras, como Barsa o Ajax se animan a formar jugadores desde pequeños en otro sistema?
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Si no entiendo mal, la tendencia del futbol profesional va hacia la complejización táctica. Hoy hasta la Premier y el Calcio empiezan a ver horadados sus “tradiciones sistémicas” por la acción puntual y repetida de las nuevas generaciones de entrenadores. Tarde o temprano ellos permeará al futbol infantil. Quizás cuando la iniciación al juego sea más diversa que como señala roumagg, cuando los canteranos dejen de ser cuchillas y pasen a ser navajas suizas, tal vez entonces el 442 deje de ser el sistema por default?
Equilibrio, repartición de esfuerzos, funciones muy determinadas, resulta un esquema más FÁCIL de jugar para los jugadores. Pasa lo mismo con el 1-2-1 del Fútbol Sala. Te da equilibrio, no te complica las cosas y no te exige tener demasiada especificidad entre tus jugadores.
Además, creo que es el esquema que más favorecido se ve por parte de un ambiente de equipo compacto y unido, aunque esto es solo una apreciación personal.