4-4-2 Debate

Antes que nada, no creo en que la táctica solo sean “números telefónicos”.
Si bien cierto los sistemas tácticos dependen de los jugadores, ya que estos le darán matices a cada sistema que lo diferenciarán del uno del otro. Difícilmente hayan dos
4-4-2 iguales ya que no hay jugadores iguales, por lo tanto cada sistema, por más que sean “números telefónicos” iguales, tendrán matices propios producto de los jugadores con los que se cuenten.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Pero lo que sí es innegable es que el sistema táctico elegido será el punto de partida de cada jugador.
Si soy volante por derecha, por más que tenga libertad para pisar zonas interiores, sé que sin balón debo cerrar mi banda y apoyar al lateral de mi sector.
No es lo mismo un sistema con 2 centrales que otro con 3 centrales, los mecanismos son diferentes.
Así que SÍ IMPORTAN LOS SISTEMAS TÁCTICOS, Y NO SON SOLO “NÚMEROS TELEFÓNICOS”.
Cada posición del sistema táctico elegido es un punto de partida, ahora cuando empieza a rodar el balón, este sistema variará según el momento del juego, la locación del balón, los movimientos del rival, etc.
Es cierto que el 1-4-4-2 simétrico es un sistema estándar, “fácil” de emplear y ejecutar, que permite ocupar todo el campo y beneficia las sociedades.
Pero puede volverse un sistema plano si es que no hay algunos movimientos que permitan formar más líneas de pase.
Si uno de los puntas, alguno de los medios externos o de los mediocentros no se posiciona entre líneas a la espalda de los medios rivales, este 1-4-4-2 se vuelve plano y la circulación del balón se trasforma en una “U”, ya que va de lado a lado sin profundizar buscando superar líneas rivales.
Es importantísimo el matiz que indicas. El 4-4-2 necesita de ajustes permanentes en fase defensiva para compensar el 3×2 en el centro, porque casi cualquier equipo descuelga a una punta para enlazar, cierre a un banda, o directamente juega en 3/4 con un MP.

Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Queramos o no, la formación en fútbol base de los conceptos de defensa en zona están muy verdes, así que siempre se tiende a buscar los emparejamientos y, por tanto, hay que ir desplazando jugadores de su espacio tipo en el 4-4-2 para equilibrar cada marca. Aunque como comentan, en transiciones esto pierde un poco el sentido, ya que depende en extremo del contexto, con estructuras aun posicionadas ofensivamente y muy permeables a las conducciones, pases filtrados… por lo que hay siempre es más una cuestión de espacios que de marcas individuales. Y en bloques bajos, el trabajo es de cierre de líneas de pase y basculación entre carriles, con lo que tampoco es un factor. Solo en defensas con achique intensivo de espacios basados en el pressing a toda cancha se vuelve esto un problema.
Con lo de que en transiciones no se nota el desajuste, me refería a defender las contras. En transiciones en las que el rival asienta la posesión o solo progresa al siguiente tercio (creación), esto viene a ser una defensa posicional y ahí sí que hay que ir ajustando.

4-4-2 análisis parte 3

Sampaoli encontró en el 4-4-2 (4-3-1-2 si nos ponemos quisquillosos) la mejor versión de Chile. Dejó de lado el paradigma bielsista de los tres arriba y paró un equipo cuya potencialidad era la posesión del balón a través del rombo y la ruptura rápida hacia la orilla de los dos puntas asociándose con los laterales. Sin duda la principal característica de este esquema es que puso en delantera a dos jugadores que bastante se alejan de la idea del “9” rocoso ideal para el 4-4-2. Compensó la falta de presencia en la orilla (debido a que los 4 medios eran de posesión) con la ruptura de los puntas hacia la banda y compensó la falta de presencia en el área (debido a dichas rupturas) con la paciencia para ir y venir con el balón y las constantes escapadas de Vidal principalmente. Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.

Hay un mundo en cada 4-4-2. Los matices y la competitividad dependerán del toque que de cada entrenador le dé y porsupuesto la capacidad de los jugadores que se dispongan. Sampaoli sin haber tenido como únicos delanteros competitivos a Vargas y Sanchez, hombres más asociados a la velocidad que a la presencia, probablemente hubiese explorado otros esquemas antes que devenir su bielsismo en un esquema “conservador”.
Tan sencillo como que un 4-4-2 es el camino más corto hacia una hoja de ruta simple y precisa para cada futbolista. Reducida la exigencia que cada jugador tiene sobre sí en lo relacionado con la táctica, el espacio que cada uno tendrá para desenvolver su juego –siempre dentro de este tablero que el entrenador sintetiza, y salvando excepciones como la figura del mediapunta al que se permite ser más anárquico– va a terminar siendo mayor por pura liberación mental.
La simpleza del sistema hace que sea (también) el más fácil de enseñar a niños.
Así, lo que es más fácil, rápido, seguro de implementar para un entrenador con profesionales se refuerza por ser el modelo en el que esos mismos profesionales han sido socializados.
Cuántas canteras, como Barsa o Ajax se animan a formar jugadores desde pequeños en otro sistema?
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Si no entiendo mal, la tendencia del futbol profesional va hacia la complejización táctica. Hoy hasta la Premier y el Calcio empiezan a ver horadados sus “tradiciones sistémicas” por la acción puntual y repetida de las nuevas generaciones de entrenadores. Tarde o temprano ellos permeará al futbol infantil. Quizás cuando la iniciación al juego sea más diversa que como señala roumagg, cuando los canteranos dejen de ser cuchillas y pasen a ser navajas suizas, tal vez entonces el 442 deje de ser el sistema por default?
Equilibrio, repartición de esfuerzos, funciones muy determinadas, resulta un esquema más FÁCIL de jugar para los jugadores. Pasa lo mismo con el 1-2-1 del Fútbol Sala. Te da equilibrio, no te complica las cosas y no te exige tener demasiada especificidad entre tus jugadores.
Además, creo que es el esquema que más favorecido se ve por parte de un ambiente de equipo compacto y unido, aunque esto es solo una apreciación personal.

España

Me llamó mucho la atención el cambio de Thiago con el 1-1, manteniendo en el campo a Silva e Iniesta. En general, las rotaciones para mantener fresco a las piezas más veteranas brillaron ayer por su ausencia.
También me llamó la atención la forma de descapitalizar la defensa del balón parado.
No parece que hayamos aprendido de las lecciones del Mundial 2014 ni de Eurocopa 2016.
Isco es un superdotado técnico pero bajó a hacer salida lavolpiana en el medio por lo menos 3 veces. ¿Eso está preparado? A veces me pregunto si ese acercarse a la pelota es jugar bien…
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Por otra parte, me parece que la selección pide a gritos a un lateral tipo Sergi Roberto, que cierre por dentro cerca de Busquets. Tener a los dos laterales tan arriba y tan escorados creo que no sale a cuenta. El peligro que generan no compensa la sensación de desprotección (que diría que tiene que ver con los errores individuales)
“Me llamó mucho la atención el cambio de Thiago con el 1-1, manteniendo en el campo a Silva e Iniesta. En general, las rotaciones para mantener fresco a las piezas más veteranas brillaron ayer por su ausencia.
También me llamó la atención la forma de descapitalizar la defensa del balón parado.
No parece que hayamos aprendido de las lecciones del Mundial 2014 ni de Eurocopa 2016”

Totalmente de acuerdo. Silva más Iniesta en el minuto 60 ya son insostenibles, mucho más sin Saúl y/ó Lucas Vázquez en el campo. Ayer se lo dije a mi hijo cuando Hierro hizo los cambios. Para que tuvieran posibilidad de serlo (ni siquiera sé si sería posible) tendría que ser con un plan que te asiente de modo efectivo en campo rival. Y se carece de esto.
Hierro me ha decepcionado. O bien ha cumplido con la expectativa que no quería creerme: la de un entrenador poco intervencionista y, por tanto, nada dado a buscar soluciones agresivas cambiando dibujo o usando a varios jugadores diferentes respecto al partido anterior porque el plan para ganar sea muy distinto. Esa era una característica de Lopetegui que se ha perdido. Y como no tenemos un plan principal mejor que el de los demás.
Por cierto, si España iba a jugar algo parecido al juego de posición igual no hubiese sido mala idea llevar a, no sé, Oscar García, o incluso Xavi Hernández. La colocación muchas veces es deficiente.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Mala noticia que Saúl no haya jugado y Koke lo haya hecho tan poco, la selección necesita de ellos como el comer, no te aportan la fluidez de Silva e Iniesta pero en aspectos tácticos y competitivos están muy por encima de estos.
Buena noticia la gran actúacion de Costa, sus movimientos están pidiendo a Aspas como el comer. El de Moaña parece estar tocado por una varita mágica, y eso es algo que hay que aprovechar sí o sí. Si a eso le unimos la buena labor de Costa y la determinación de Isco podemos tener un ataque con posibilidades infinitas.
Bastante homenajes tuvimos ya en 2014 y 2016. Silva e Iniesta no están para tragarse 90 minutos, son piezas que bien dosificadas pueden aportar muchísimo, no así fundidas, que, dado su poco físico , te restan más de lo que te aportan.
De Gea no está. Yo creo que le pasa algo, no veo normal en él tanta falta de concentración.
Carvajal no está en forma, Azpilicueta o Nacho aportarían más equilibrio a día de hoy.

España

Pero nada de todo esto cuenta si España sigue estando –como estuvo- tan concesiva en la zona defensiva. La exigencia táctica es muy grande. Busquets, por decirlo de alguna forma, se está viendo muy solo cada vez que España pierde la pelota. Y si los centrales, que están acompañando –como es lógico- al bloque muy arriba, no llegan a corregir el desbarajuste, el problema ya pasa de castaño a oscuro. Se apreció claramente ante Portugal, se sufrió ante Irán y anoche, ante una Marruecos que acabó dejando a En-Nesyri arriba para explotar esta flaqueza, se constató que, de no solucionarse bien y pronto, puede ser un lastre competitivo ante cualquier equipo en 90’. Porque, si bien es cierto que es un problema que atañe a otras superpotencias (como es el caso de Alemania), selecciones como Francia, Bélgica o la misma Rusia, por poner varios ejemplos, podrían hacer caja de ello. Y más si esto se extiendese al balón parado, como el 1-2, fruto de las dudas entre el portero y la defensa.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Isco volvió a estar omnipresente en sus funciones. Bajó a recibir en mediocampo, participó en la elaboración, juntó al equipo más arriba, regateó, comandó el sector más incisivo del ataque (izquierdo) y sumó determinación en los metros finales, como en el gol o el cabezazo que cerca estuvo de colarse por el palo largo. A decir verdad, el futbolista del Real Madrid rindió varios cuerpos por delante del resto. Aunque esto, en absoluto desmerece el partido que por su parte realizaron otros como Iniesta o Diego Costa. El primero, al que cada vez es más palpable que el ritmo de sus piernas no alcanza al de la media por encuentro, estuvo sumamente acertado a la hora de interpretar los movimientos que fue dibujando Isco para, igual que hizo Silva –menos protagonista- con Costa, ocupar los distintos espacios entre el interior (Boussoufa), el lateral (Dirar) y el extremo (Amrabat) de Marruecos. Mientras que el delantero rojiblanco, a través de sus desmarques entre los centrales y la línea del balón, ofreció todo tipo de soluciones súper profundas.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Ahora bien, con el paso de los minutos España fue perdiendo mucha fluidez en su juego. Repitió varias veces el mismo pase, encaró menos y, con Aspas y Asensio en lugar de Costa y Thiago, acabó recurriendo a un centro lateral hacia ninguna parte. Una segunda mitad muy pobre en cuanto a términos cualitativos y cuantitativos, que ahora sí, una vez superado el desaguisado de la primera fase, enciende todas las alarmas. Porque el problema, a tenor de estos tres primeros encuentros, es más grave si cabe teniendo en cuenta que si la estrategia inicial no sale, como es el caso de ayer ante Marruecos, la España de Fernando Hierro no ha definido aún ningún plan alternativo. Y eso, ahora que las rondas no durarán más que 90 minutos, 120 o una tanda de penaltis, puede ser sinónimo de más problemas que certezas cuando no exista margen de maniobra.
El problema defensivo puede ser más grave de lo que parece