Roma/Barcelona 11

Hombre, mientras Messi el tiempo que Messi estuvo rodeado de centrocampistas considerados “los mejores del mundo” fue el tiempo en el que Messi solo tenía que hacer de 9, de extremo o simplemente de ponerse donde quisiera porque el sistema y los jugadores le iban a hacer llegar el balón en las mejores condiciones.
Ahora que Kroos y Modrid están consolidados, es cuando CR se está aprovechando de lo mismo que tenía Messi, solo que , y esto es fallo exclusivo del Barcelona, a Messi ahora y desde hace 5-6 años se le pide ser Messi, Xavi, Iniesta y dentro de poco hasta Busquets.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
A Cristiano siempre se le ha medido injustamente solo por el gol, porque es lo que a él le llena. En eso se basan muchos para ponerlo en los altares, cuando es mucho más que un 9; Y de Messi para diferenciarlo y marcar diferencias se dice que “y además de golear, hace jugar al equipo” cuando lo que esconde esa frase es que si Messi tiene que hacerte jugar es que vas mal.
Siendo de los que piensan que Messi es d10s y que Ronaldo también está en ese grupo de 5-6 históricos, el mejor messi contra el mejor ronaldo en buenos contextos SIEMPRE elegiría a Messi. Pero lo cierto es que coexistiendo quien más está ganando en estos últimos años es el de Madeira…
Quizás el principal problema del Barsa postPep es el propio recuerdo del Barsa de Pep, tan vivo, tanto en sensaciones como en resultados. La exigencia por pelear al máximo en todas las competiciones, que en la época de Guardiola se apoyaba en una plantilla donde 20 jugadores aportaban. Los distintos entrenadores que han pasado posteriormente no han dispuesto de plantillas con tantísima calidad en la segunda unidad (eso de “serían titulares en cualquier otro equipo”), o no han dado el tiempo y la confianza necesaria a sus suplentes, o una mezcla de las dos cosas. en estas circunstancias, lo más fácil es ir a ganar partidos exprimiendo al máximo a tus titulares y sortear de esta forma la presión del entorno tras derrota. El listón que ha dejado Pep es, y sigue siendo, brutal.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Puede resultar una casualidad, pero en este ciclo postGuardiola (y post plantillas de Guardiola), las dos “peores” temporadas del Barsa en cuanto a títulos coinciden con la irrupción en Champions del Atleti de Simeone (en aquella temporada, tan fresco y con un hambre tan descomunal), y con la utilización que Zidane hizo de la amplia y rica plantilla del Madrid el año pasado.
La Roma salió con el cuchillo entre los dientes. Dzeko era el único observador cercano del triángulo formado por ter Stegen-Piqué-Umtiti, pero lejos de lo que puede entenderse como una medida conservadora, acabó resultando ser la clave para encajar el resto de piezas. Schick era el extremo derecho, y protegía el pase de Umtiti o ter Stegen sobre Jordi Alba. Nainggolan, el extremo izquierdo, y encargándose de lo propio en el otro sector de Semedo. Una actitud tan agresiva tenía que ser compensada por el resto de futbolistas giallorossi, y ahí el empuje de De Rossi, Strootman y Manolas marcó la diferencia. Los dos primeros, como sectarios sin miedo a caer por el precipicio, perseguían a Rakitic y Busquets, que nunca recibieron el balón de cara. El riesgo de que el doble pivote abandonase de forma tan irresponsable su posición fue compensado por un Manolas pletórico en las antipaciones ante cada intento de un envío directo desde la zaga culé.