Un Rombo Nuevo

El debut de Javi Calleja en Liga al frente del Villarreal, como ya adelantó en su duelo ante el Maccabi Tel Aviv, trajo consigo mucho más que los tres goles de su delantero, Cedric Bakambu. El técnico español debutó en Liga española con un nuevo sistema que deja mucho para el debate y que puede reorientar la importancia de sus mejores jugadores. Ante el Éibar de Mendilíbar, los de Castellón vieron a dos figuras concretas siendo muy potenciadas. Y es que, siendo un sistema, el 4-4-2 en rombo, ciertamente especial a nivel posicional, algunos de sus futbolistas parecen encajar con las particularidades de los espacios que les son otorgados.

En dicho rombo, en el que Rodri ejerce ‘5’, Calleja dio los interiores a Samu Castello -derecho- y Manu Trigueros -izquierdo-. Además, Fornals fue el mediapunta y Sansone actuó como segundo punta por detrás del goleador Bakambu. En esta disposición, el exmalaguista y la móvil punta italiana parecieron jugar como si hubieran crecido en él. Para Calleja, el partido de Pablo fue la clave del sistema.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Javi Calleja: “La idea es tener el balón con sentido, creando superioridad en el centro del campo. Creo que Pablo ha interpretado muy bien esa posición, porque requiere de encontrar espacios para poder conectar con él y jugar en campo contrario y después, sin balón, ha hecho un trabajo muy inteligente; ha sido alguien importantísimo hoy ahí, casi todo el peso ofensivo recaía en él y siempre creábamos peligro”.
Fornals, que venía de ocupar una de las bandas en las ideas de Escribá, sintió como un regalo poder jugar por el centro. Su talento parece encontrar mucha comodidad en zonas centrales, jugando de cara o de espaldas, apoyando a los mediocentros o rompiendo a portería, cayendo a los costados o asistiendo los movimiento más verticales de los puntas. Para ello, el rendimiento de Nicola Sansone complementó a la perfección este primer Fornals.

De Sansone sorprendió en sus primeros meses en España su pegada frente a portería tanto como su insistencia y actividad para mover a la zaga rival. Su gran valor era no permanecer quieto, mostrar un nervio enormemente útil que agradecía los ataques rápidos pero continuados. Para ambos, atacar arriba no es un problema, sino una necesidad. Con un 60% de posesión y con Fornals como tercer hombre en la presión, el Éibar se vio muy sorprendido y desconectado.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
La figura que quedó algo más descolgada fue la de Samu Castillejo, principalmente en las transiciones, tanto en ataque como en defensa. Sin tiempo para aclimatarse, seguramente sea el momento del juego donde más deba trabajar Calleja para armar una contra y encontrar en Castillejo al hombre desequilibrante que iniciaba las ventajas más individuales. Puede estar gestándose una nueva realidad en la que todos puedan integrarse. En posicional, con lo laterales arriba y cuatro hombres por dentro, Castillejo parte menos de banda. El primer rombo amarillo, por lo pronto, trajo nuevas preguntas.
Nicola Sansone se encontró muy cómodo en este nuevo sistema.

Guardiola sin el Gran Morata de Frente

Chelsea y Manchester City disputaron un encuentro muy similar a los dos que les midieron la temporada pasada: ritmo lentísimo como le gusta a Conte, posesión sin daño para los de Guardiola y espacio para las dos estrellas blues, Hazard y su “9”. Antaño Diego Costa, ahora Álvaro Morata. El español, que se lesionó en el minuto 35, marcó con su salida del terreno el punto de inflexión del partido.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
En cambios conjuntos hubo novedades tácticas. Conte, como en el Metropolitano, renunció a su doble mediapunta para alinear un centrocampista más. Es decir, en lugar de apostar por un 5-2-3, dibujó un 5-3-1-1 con Cesc haciendo labores de mediocentro y Kanté y Bakayoko volando como interiores. Los rotundos movimientos de Morata y la maravillosa habilidad de Hazard se las apañaban para desordenar la defensa citizen y las irrupciones en el ataque de las dos bestias francesas creaban bastantes problemas. Esta variante del Chelsea FC promete malos ratos en la Champions League a aquellos que se crucen con ella. El poder físico de la propuesta es brutal y la organización táctica logra equilibrio también en ataque. Quizá, se trate de un equipo superior, o más preparado para Europa, que el que ganó la Premier League hace sólo meses.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Pero la dependencia de Morata es alta o al menos así resultó tras la improductiva reestructuración de Conte. Sin él abriendo huecos y anulando a los centrales contrarios del juego, los movimientos de Kanté y Bakayoko, así como la magia de Hazard, perdieron eficacia e incluso sentido. Desprovisto de su goleador, el Chelsea se quedó sin margen y el Manchester City gozó de un guion afable en virtud del cual no tenía que preocuparse de su transición ataque-defensa. Su único reto pasó a ser hacer un gol. Tendría 55 minutos para ello.
No le fue fácil porque también sufría ausencias determinantes. Las lesiones de Mendy y Kun Agüero le han privado de su hombre más profundo y de su delantero más desequilibrante; pero Guardiola halló la manera de abrir algún hueco que otro. Sin miedo a que el Chelsea FC le filtrase una contra, dejó sólo a Fernandinho cerrando, puso a Silva de mediapunta y, luego, cuatro delanteros, que de izquierda a derecha fueron Sané, Gabriel Jesus, Sterling y De Bruyne. El belga, como de costumbre, fue el más presente y el más peligroso, si bien la mayoría de sus acciones terminaban en un pase atrás hacia Silva -suyo o de Walker tras desdoblarle- que el canario no acababa de transformar en la victoria. Así, que en una diagonal, tras apoyarse en Gabriel Jesus, decidió chutar él mismo y sumar tres puntos que se presumen muy importantes en el duelo por la Premier que se atisba entre los dos grandes clubes de Manchester.
 
El peligro que corrió el City de tener Morata a no tenerlo en contra, entiendo lo que implica para el sistema de Conte pero ayer fuera por lo que fuera, el partido con y sin Morata estuvo bajo control en todo momento, aunque el City tampoco es que fuera supe incisivo. 

Guardiola sin el Gran Morata de Frente

Chelsea y Manchester City disputaron un encuentro muy similar a los dos que les midieron la temporada pasada: ritmo lentísimo como le gusta a Conte, posesión sin daño para los de Guardiola y espacio para las dos estrellas blues, Hazard y su “9”. Antaño Diego Costa, ahora Álvaro Morata. El español, que se lesionó en el minuto 35, marcó con su salida del terreno el punto de inflexión del partido.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
En cambios conjuntos hubo novedades tácticas. Conte, como en el Metropolitano, renunció a su doble mediapunta para alinear un centrocampista más. Es decir, en lugar de apostar por un 5-2-3, dibujó un 5-3-1-1 con Cesc haciendo labores de mediocentro y Kanté y Bakayoko volando como interiores. Los rotundos movimientos de Morata y la maravillosa habilidad de Hazard se las apañaban para desordenar la defensa citizen y las irrupciones en el ataque de las dos bestias francesas creaban bastantes problemas. Esta variante del Chelsea FC promete malos ratos en la Champions League a aquellos que se crucen con ella. El poder físico de la propuesta es brutal y la organización táctica logra equilibrio también en ataque. Quizá, se trate de un equipo superior, o más preparado para Europa, que el que ganó la Premier League hace sólo meses.

Pero la dependencia de Morata es alta o al menos así resultó tras la improductiva reestructuración de Conte. Sin él abriendo huecos y anulando a los centrales contrarios del juego, los movimientos de Kanté y Bakayoko, así como la magia de Hazard, perdieron eficacia e incluso sentido. Desprovisto de su goleador, el Chelsea se quedó sin margen y el Manchester City gozó de un guion afable en virtud del cual no tenía que preocuparse de su transición ataque-defensa. Su único reto pasó a ser hacer un gol. Tendría 55 minutos para ello.
No le fue fácil porque también sufría ausencias determinantes. Las lesiones de Mendy y Kun Agüero le han privado de su hombre más profundo y de su delantero más desequilibrante; pero Guardiola halló la manera de abrir algún hueco que otro. Sin miedo a que el Chelsea FC le filtrase una contra, dejó sólo a Fernandinho cerrando, puso a Silva de mediapunta y, luego, cuatro delanteros, que de izquierda a derecha fueron Sané, Gabriel Jesus, Sterling y De Bruyne. El belga, como de costumbre, fue el más presente y el más peligroso, si bien la mayoría de sus acciones terminaban en un pase atrás hacia Silva -suyo o de Walker tras desdoblarle- que el canario no acababa de transformar en la victoria. Así, que en una diagonal, tras apoyarse en Gabriel Jesus, decidió chutar él mismo y sumar tres puntos que se presumen muy importantes en el duelo por la Premier que se atisba entre los dos grandes clubes de Manchester.
 Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
El peligro que corrió el City de tener Morata a no tenerlo en contra, entiendo lo que implica para el sistema de Conte pero ayer fuera por lo que fuera, el partido con y sin Morata estuvo bajo control en todo momento, aunque el City tampoco es que fuera supe incisivo. 

El Atletic ante un Lega sin Errores

Leganés y Atlético firmaron lo que seguramente habrían firmado 90 minutos después. La partida se quedó sin movimientos sorpresa ni la actitud ofensiva necesaria para aprovechar un error o sacar partido del riesgo, así que, pepineros y rojiblancos se repartieron puntos en una noche lenta, de ideas espesas con la pelota y planteamientos que fueron superados hasta tal punto que el gol estuvo tapado, además de por Jan Oblak o Pichu Cuéllar, por el propio encuentro, que fue culpable de lo que el luminoso marcaba tras el pítido final. Las razones del 0-0, numerosas.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
La alineación rojiblanca condicionó su propio despertar y posterior desarrollo. Con Saúl de lateral izquierdo y Giménez y Correa por derecha, la gran guerra del encuentro tenía visos de caer del lado pepinero teniendo en cuenta su manera de defender y la mentalización mostrada ante rivales de tal calibre. Sin la calidad ni la naturalidad para construir en un lado y romper por el otro, el Atlético no pudo crear distracciones, la idea que le alejó completamente de poder abrir las lineas de su oponente. Una vez asumido que por dentro tendría que llamar la atención, aún a riesgo de sobrepoblar esas zonas, el Leganés hizo lo más fácil para su contratada fase defensiva: defender de una única manera y prolongarla en el tiempo, una suma para la que lleva mostrando mucho tiempo que es un equipo hecho a la categoría.

Con Vietto, Correa, Griezmann, Koke y Thomas, las posibilidades de encajar jugadas, sobre el papel, no sonaba del todo mal a pesar de no contar con Filipe Luis ni con un hombre por derecha que rompiera al espacio para estirar la zaga de Garitano. El problema es que Griezmann, el verdadero creador de ventajas si no está Filipe, tocó la pelota 23 veces y no disparó en todo el encuentro. Esas tres ausencias, las de los costados más la desaparición del galo, llevó la pelota sin ideas de un lado a otro. Por la derecha, con Giménez y Gabi, se buscó, con más frecuencia de lo recomendable, un balón largo a la ruptura de Vietto o Correa, elecciones que el Leganés controló con total tranquilidad.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Los de Garitano, reconocibles en una presión alta y un bloque medio constante y desgastante, esta vez se echaron más atrás, optando por un repliegue basado en la paciencia y la intensidad en cada pelota. Con el Atlético amasando, sin uno contra uno ni toques en apoyo que rompieran las marcas, los de Butarque fueron creciendo a nivel mental para imponer su idea. Siovas dominaba el juego aéreo y lateral, Brasanac, un gran Rubén Perez, Eraso y Pires para guardar la pelota, fueron la medular, elegida y activa por Asier, para controlar todo su propio campo. Szymanowski y Beauvue al espacio replicaron con contados contragolpe un plan que vivió muy tranquilo. La segunda parte, que fue más acentuada si cabe, vio a Correa, Vietto y Griezmann salir por Carrasco, Torres y Vrsaljko no tuvo mayor impacto, justo lo que ya había conseguido previamente un Leganés sin fisuras.

Un día, un fichaje: Deulofeu

Aunque tengamos la sensación de que lleva ahí una eternidad, Gerard Deulofeu tiene solo 23 años. Desde su debut con el primer equipo del FC Barcelona en octubre de 2011, siendo aún juvenil, el extremo de Riudarenes ha pasado por el Everton, por el Sevilla y por el Milan. Tres clubes con sobrada solera, ambiciosos y exigentes, pero quizá demasiada inestabilidad para un jugador aún en proceso de formación. Gerard se fue del Barça prácticamente sin haber llegado a ser jugador del Barça. Fue saltando de club en club sin tiempo para componerse y encontrar su sitio, sin ocasión de asimilar conceptos y estilos. El diamante en bruto, con unas condiciones técnicas intactas desde su aparición en escena, seguía sin ser pulido.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Deulofeu, estigmatizado por esa cruz que suele colocarse sobre los jóvenes y prometedores extremos habilidosos cuando comienzan a comprobar que irse de un defensa de primera división no es tan sencillo como hacerlo de un juvenil o un cadete, es un blanco fácil. Un futbolista anquilosado y anclado en una zona del terreno de juego en la que sus evoluciones, tan repetitivas, han llegado a ser tan previsibles como intrascendentes. El éxito de su operación de retorno al Barça, un secreto a voces anticipado por esa especie de ansiedad que se genera en torno a la necesidad que sufre el barcelonismo de ver triunfar a sus canteranos en el primer equipo, pasa por varias claves. Tal vez como primera premisa aparezca el factor emocional. A Deulofeu se le va a exigir porque sobre él y su rendimiento en particular sobrevuelan todas las sospechas. Y se le va a exigir partiendo de una posición extremadamente comprometida e incómoda para el propio futbolista. Nada hace presagiar que su incoporación vaya a restar minutos a ninguno de los habituales integrantes del tridente ofensivo, posición que por naturaleza debería ocupar el canterano. Su rol quedará limitado a la espera de minutos y oportunidades. Que esos minutos sean de calidad es una cuestión tangencial pero que no debe ser desdeñada. Deulofeu, y es consciente de ello, se verá obligado a demostrar cada vez que pise el césped. Aceptar lo incómodo de su cometido y la cesión del papel de protagonista a quienes realmente serán protagonistas en las alineaciones de Valverde parece una premisa fundamental para buscar la estabilidad emocional necesaria para obtener el mejor rendimiento posible.
Es Deulofeu un futbolista de ruptura y de desequilibrio. Un jugador que basa su juego en el dribbling y en esa capacidad física que le permite cambiar de ritmo de manera lo suficientemente brusca como para desequilibrar a sus marcadores. En ese sentido, su llegada aporta al ya completísimo arsenal de Valverde un arma muy específica de la que hasta ahora no disfrutaba el Barça. La búsqueda de la agitación y de la subida súbita de revoluciones en partidos atascados partiendo desde el banquillo es la principal exigencia que el cuerpo técnico azulgrana va a demandar de su nueva incoporación. Si bien es una característica bien presente en jugadores como Neymar o Messi, no es menos cierto que nadie entre los habituales integrantes de la línea de refresco poseía tales virtudes.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
No es sencillo que la nueva incorporación de Can Barça readapte su juego a nuevas exigencias. Es un futbolista con un estilo demasiado focalizado en el desborde, con cierta tendencia al individualismo y con un preocupante desdén por incomparecencia en fase defensiva. Saber encajar lo que él está capacitado para ofrecer dentro de las exigencias del equipo, tal y como sí lograse en el último curso en el Milan, es la clave del éxito para la que parece, esta vez sí, la última llamada de la elite a la puerta de Deulofeu.

Un día, un fichaje: Pepe

Creo que a Pepe aún le restaban al menos uno o dos años de buen rendimiento en el primer nivel europeo. No quizá siendo el defensa dominador e indiscutiblemente titular que hasta el pasado año nos había tenido acostumbrados a ser, pero sí como un refresco de ciertas garantías y un notable fondo de armario para equipos aspirantes a todo. A sus 34 años y tras diez temporadas vistiendo la camiseta del Real Madrid, el central portugués formará en las filas del Besiktas, actual campeón de la liga turca que trata de posicionarse en competición europea, durante las dos próximas campañas.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
De Pepe, idolatrado gladiador blanco durante sus mejores años en la zaga del Bernabéu, sorprende la frialdad y el desapego de su adiós. Sorprende que su relación con Zidane acabara tensándose de tal manera que evitase incluso despedirse del técnico blanco en sus últimas semanas. Y su destino final, Estambul, desprende cierto aroma a rabieta mal gestionada, a obligado cambio de rumbo a mitad de camino. El Besiktas no es el PSG. Tampoco es el Inter. Es dominador en Turquía, pero no es un equipo de postín de esos que hace apenas un mes parecían pelearse por el futuro del defensor internacional luso. La operación de puesta en el mercado de Pepe huele a tiro por la culata. A pulso con el Real Madrid mal gestionado cuando aún andaba pendiente de una posible renovación de su contrato. Ha valorado más la duración de su nuevo y último gran contrato, dos temporadas, que las aspiraciones de su nuevo club. Con todo, pienso que quien más pierde con la sorprendente gestión del futuro inmediato del jugador es el propio Madrid. No será fácil encontrar un central dominador con la experiencia al más alto nivel y la solvencia que aún podía
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas! aportar el portugués. Tal vez él no supo asimilar el nuevo rol dentro de la plantilla al que le había encaminado su edad. Tal vez el club no supo valorarlo lo suficiente como para pujar fuerte por su renovación. Con Ramos, Varane y Nacho como centrales, la búsqueda de un sustituto de Pepe, central que ha marcado época en Chamartín, abre un nuevo frente en el Bernabéu.

Enfrentar al Madrid en su Tierra parte 16

El PSG si fue mejor en esos momentos pero no por el cambio, ya lo estaba siendo antes porque el Madrid ya no llegaba, el cansancio se notaba y la líneas las saltaban con mayor facilidad. Además, ese cambio se traduce en mayor posesión pero no en mayor peligro. Las transiciones en banda, la sensación de peligro con Neymar y Mbappe + el pesado de Cavani molestaba mas y era peor para el Madrid que defender en posicional y con hombres de sobra. Ramos y Varane no tenían a alguien que les incordiase, disputase balones y “solo” debían aguantar el fuerte, que se les hacía mas sencillo teniendo el PSG la posesión. 
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Además del mensaje que manda Emery: 1-1, quitas al delantero para meter un doble lateral= nos vale el resultado y si marcamos otro bien pero sin locuras…Ante este Madrid, sin sosten táctico y sin reserva…era el momento de ir a por el partido. Al fin y al cabo un 2-1 o un 1-1 le daba igual, pero poder ponerse 1-2 y gozar de espacios para Mbappe y Neymar a la contra… 

Entiendo el cambio, y el objetivo pero al fin y al cabo cuando tu equipo no tiene base táctica y se vale de la “inspiración” de tus puntas, ofréceles confianza, poténcialos, no “limites” daños. 
 Puesto que el partido lo explican la grandeza de Luka o Marcelo. El PSG demostró lo que viene apuntando; es una aglomeración portentosa de estrellas pero sin un plan. Y es que lo que apuntaba Abeln en la previa es cierto; no juegan ni un balón en largo. Pero no se agrupan para sacarlo jugado. Existe ahí una desconexión entre lo que unos demandan y lo que otros exigen. 
Y Neymar me dejó frío. Cierto es que su talento es impresionarte, su calidad en el regate y el desborde son las mejores del mundo, pero no logran marcar la diferencia. Y a diferencia de cuando estaba en el Barça, si ahora cae eliminado, será SU culpa, porque él es la estrella. No está Leo ni para lo bueno, ni para lo malo. A ver cómo gestiona ese posible escenario el brasileño.
Este Madrid, lleva, desde Ronaldo, 7 semifinales seguidas. Y en las 4 perdidas en 3 se quedo a un gol o a un penalti de pasar de ronda. En las 3 que pasó, gano. 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Salvo el Madrid de Di Stefano, nadie había tiranizado tanto la Copa de Europa. Es que para derrotar a este Madrid en Europa se han necesitado casi milagros.
Es que por no tener, el PSG no tenía ni una salida al contraataque trabajada. Aréola descolgaba balones en los córners, quería darla rápido y nada. Querían llegar en dos pases, mejor que en tres y lo más alucinante es que lo consiguieron en alguna que otra ocasión, como el fuera de juego que no es que le pitan a Mbappé. El espacio que había ahí entre Ramos y Varane…una locura. Por eso digo, que el Madrid como mucho mejoró ayer en cuanto a nivel de motivación, poco más. Los fallos, los mismos que en Liga. Y que el PSG no pudiera aprovechar lo que sí consiguieron Villarreal, Betis o Leganés…